LAS COMPLEJAS RAICES DE LA ESCALADA ISRAELO PALESTINA
[4/3/2008]

Artículo de la periodista Jana Beris - Jerusalem

Las cruentas imágenes transmitidas desde la Franja de Gaza al mundo entero, se originan mucho antes del operativo militar israelí en la zona de Sayaíe, al norte de este territorio palestino. Los palestinos muertos, especialmente los civiles, probablemente estarían vivos, de no ser por los constantes ataques lanzados desde Gaza con cohetes, hacia el vecino territorio israelí.

De fondo, hay algo a destacar: para Hamas, “territorios ocupados” no es un término que se refiere únicamente a Cisjordania y la Franja de Gaza (conquistados por Israel en junio de 1967) sino a la totalidad de la zona, que incluye el Estado soberano de Israel.

Hamas no acepta la existencia misma de Israel por considerar que “toda Palestina” (término que incluye para ellos el territorio de Israel) es “waqf”, o sea tierra sagrada del Islam. “Nadie tiene derecho a renunciar a parte de la tierra sagrada”- nos dijo en repetidas ocasiones, entre otros, Mahmud al-Zahar, uno de los líderes de Hamas en Gaza.

Pagando un alto precio interno, el gobierno del Primer Ministro Ariel Sharon aprobó retirarse de la Franja de Gaza. En el marco de su plan de “desconexión”, los asentamientos todos fueron desmantelados y su población de unas 8.500 personas, evacuadas hasta el 27 de agosto del 2005. Poco después, el 12 de setiembre, el ejército cerraba el portón fronterizo de Kisufim y declaraba terminada la ocupación de la Franja de Gaza.

Los puestos fronterizos quedaban sí bajo responsabilidad de Israel. La retirada no se hacía en medio de paz y entendimiento, sino en una época de conflicto y por ende las fronteras abiertas por las que en los mejores tiempos pasaban cerca de 200.000 trabajadores palestinos diariamente a Israel (parte de ellos de Gaza), ya no eran tales..

Sharon cometió el error de no coordinar la retirada con la Autoridad Nacional Palestina. La pregunta es si acaso ello debía justificar que la retirada israelí fuera el comienzo de una etapa peor todavía que antes, en lugar de la apertura de un nuevo capítulo en Gaza. La respuesta nos parece claramente negativa.

Pero los palestinos no lo interpretaron como una nueva oportunidad sino como una señal israelí de debilidad.”Los echamos nosotros con la resistencia”- nos dijo Mahmud al-Zahar de Hamas en su casa en Gaza, en julio del 2005, poco antes de la retirada israelí, usando el término que para los israelíes no es otra cosa que terrorismo.

Los grupos radicales interpretaron todo a su manera, con una lógica totalmente diferente de la que motivaba a Israel. “Si Israel se va de Gaza porque nosotros lo empujamos hacia afuera, vamos a seguir y se irán así también de otros lados”, nos decía un enmascarado de Hamas en la zona de El Bureij en Gaza, en aquella misma visita al lugar en julio del 2005.

La realidad que sucedió a la retirada, confirmó el anuncio.

Los cohetes que los palestinos habían comenzado a disparar hacia Israel, especialmente a la ciudad de Sderot, desde enero del 2001 (llamados “Qassam” dado que los primeros en dispararlos fueron los batallones armados de Hamas Izz al-Din al-Qassam) no sólo que no desaparecieron porque Israel se retiró, sino que los disparos se intensificaron.

La nueva página que podría haber sido abierta con la salida de Israel del territorio ocupado, no se abrió. Los invernaderos dejados por Israel en los otrora asentamientos (comprados de hecho por el Banco Mundial para que los palestinos los aprovechen como fuente de manutención) fueron destruidos en cuestión de días y en parte de los territorios en los que se hallaban antes las colonias israelíes, se desarrollaron campos de entrenamiento de los grupos radicales. Desde los más cercanos a la frontera con Israel, se ubicó puestos de lanzamiento de cohetes Qassam.

El significado de los cohetes disparados desde Gaza, no puede medirse únicamente de acuerdo al hecho que han cobrado hasta ahora la vida de doce civiles sino del terror que impone constantemente a la vida de una población entera.

Son innumerables los casos que la población local llama de no menos que “milagrosos”, en los que los cohetes hicieron impacto en casas en ese momento vacías, en jardines de infantes cuando los pequeños recién habían salido al patio, en el patio cuando recién habían entrado y muchas otras situaciones similares.

Aún recordando que en un operativo militar israelí contra Hamas pueden morir decenas en un día e inclusive, por error, civiles, hay aquí un desequilibrio básico, a dos niveles.

- Los terroristas disparan intencionalmente hacia blancos civiles, tanto en Sderot como en la ciudad de Ashkelon mientras que Israel ataca a hombres armados, cuando decide finalmente no demorar más y responder a los disparos en su contra. La muerte de civiles palestinos es un error, no una intención.

- Hamas y los otros grupos radicales, lanzan los cohetes desde zonas habitadas, en patios de escuela, entradas de casas particulares, para complicar la reacción israelí y garantizar un precio político a pagar por Israel si en la respuesta mueren civiles. El viernes por la noche, cuatro niños muertos en Gaza, estaban jugando al fútbol cerca de una célula que disparaba Qassam.

Cabe preguntar dónde estaban los padres de esos chicos que no los mantenían obligados en casa en un día tenso, o por qué los terroristas disparaban desde allí. Cabe suponer que ninguna de las respuestas puede resultar alentadora.

A esta problemática existente desde hace ya más de siete años especialmente en Sderot y sus alrededores, se agregó en los últimos días también la ciudad de Ashkelon, con 120.000 habitantes. Ya hace dos años cayó allí por primera vez un misil y numerosos cayeron desde entonces sobre su parte sur, pero ahora, la ciudad toda fue colocada en la mira de Hamas. Israel decidió a raíz de ello, que su paciencia comienza a agotarse y escaló el nivel de su respuesta contra blancos de Hamas en Gaza.

Pero el operativo militar en curso en la Franja, no es una “venganza”, sino un intento de asestar a Hamas un golpe que le impida volver a disparar o al menos se lo dificulte seriamente.

Las imágenes provenientes desde Gaza, son duras. Especialmente, los informes sobre niños muertos. Cada uno, cabe suponer, era un mundo para su familia. Pero la responsabilidad por su muerte no es sólo de Israel que disparó al entrar a Sayaíe y a Jebalia, sino ante todo de Hamas que no cesó de atacarle , a expensas de su propia población, hasta que finalmente, le obligó a empezar a reaccionar.

Israel ataca en Gaza con una ínfima parte de su poderío militar, debido a que es consciente de que en medio de los terroristas están los civiles y a pesar de saber que probablemente, si bombardeara masivamente las zonas desde las que disparan cohetes, sí podría detenerlos. No lo hace, ya que el precio sería arrasar barrios enteros. Mientras Hamas usa a los civiles, Israel aún intenta distinguir entre ellos y los terroristas, lo cual en una guerra, claro está. no siempre es posible.

El problema básico de fondo es que difícilmente sea pueda concebir una solución mientras haya diferencias tan grandes en el enfoque de vida. Es que Israel decide reaccionar para proteger a su población, teniendo la vida como su mejor elección. Pero en Hamas, el enfoque es otro. Alcanza con el ejemplo de un programa televisivo para niños, para entenderlo.

Tras el supuesto Ratón Mickey que en este canal se llamaba Farfur y que mataba a un soldado israelí, llega un conejo llamado Assud. “Yo terminaré con los judíos y me los comeré”- dice el conejo ante el beneplácito de la niña que hace las veces de anfitriona en el programa y que dice : “Que Alá así lo desee”..

El extremismo se manifiesta pues no sólo a expensas del desarrollo económico de Gaza sino también de la salud mental de sus niños. Las frases sobre heroísmo y lucha por la causa nacional palestina, no lograrán ocultar que la población de Gaza es rehén de los extremistas . Estos prefieren usarla en su lucha contra Israel, en lugar de permitirle la oportunidad de intentar vivir mejor.

La gran pregunta es si acaso Israel tiene que soportarlo, cohetes de por medio, sin reaccionar . Y si acaso debe permanecer sin hacer nada para proteger a sus civiles, por saber que en la respuesta a Hamas, existe el riesgo de que mueran también civiles del lado palestino.

Es que la alternativa al operativo en curso y a otro más intenso y profundo que no se puede descartar, no es la paz sino una situación peor aún , en la que los cohetes de Hamas lleguen más al norte todavía y tengan en su mira, a la propia Tel Aviv.

 

Sobre el Informe Goldstone
[6/11/2009]

Trascripción de las palabras de la Periodista Ana Jerozolimski en la conferencia convocada por OSU - Primera parte

La Organización Sionista del Uruguay convocó a una interesante conferencia sobre El Informe Goldstone de la conocida periodista, Directora de Semanario Hebreo, Ana Jerozolimski, el pasado 4 de noviembre en Centro Maimónides.

A continuación la trascripción de sus interesantes y conocedoras palabras, luego de las cuales el público presente le hizo numerosas preguntas que Ana Jerozolimski respondió con su habitual solvencia.

0o000o0

La OSU me invitó a dar una charla sabiendo que me siento en casa cuando vengo.

Los temas en Israel son siempre variados y objeto de polémica y requieren mucha atención; con Israel en realidad la cosa es elegir cual es el tema más candente y en el intercambio con OSU surgió el tema del Informe Goldstone que creo que es muy relevante en estos momentos. Justamente hoy en la Asamblea General de la ONU se debatía el pasarlo al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas así que es simbólico que hoy nos encontremos, pero más allá de los mojones en el camino que se vayan dando con respecto al Informe Goldstone, hay cosas que es bueno que sepamos.

Quisiera comenzar con dos comentarios que podrían ser también el resumen de esta charla, pero que pueden ir bien al principio también.

Uno es que no tengo ninguna duda de que hay lo qué criticar en el Informe Goldstone, (llamado así por el nombre del juez que encabezó la comisión y lo redactó, el juez Richard Goldstone, judío sudafricano), pero eso no quiere decir que sea imposible que haya estado mal algo durante la guerra, que toda acusación de que Israel en algo actuó mal sea una diatriba, ni que sean todos antisemitas.

Siempre trato de ser muy cuidadosa, inclusive cuando no judíos critican a Israel, - yo suelo decir “no escribo con las vísceras”, es cuestión de estilo, ¿no? – suelo no apresurarme y no acusar de boca para afuera ni dentro de mi corazón, a cualquiera que critica a Israel de antisemita. Realmente pienso que es un craso error. Hay formas y formas y todos podemos palpar – no hay que ser periodista ni académico para eso - cuando se trata de una crítica legítima dicha con preocupación o simplemente como análisis de las noticias, y cuando va acompañada sí de eso que llamamos antisemitismo o antisemitismo disfrazado de antisionismo.

Habiendo hecho esta salvedad digo claramente que en mi opinión hay mucho para criticar del Informe Goldstone.

Me parecen locuras los artículos que califican a Goldstone mismo de antisemita y no por ese análisis semántico de cómo va a ser antisemita si es judío y tiene una hija viviendo en Israel. Pero en el informe hay muchos errores que él, como juez serio, no debería haber cometido, - y con el informe me refiero no solo al resultado escrito en esas casi 600 páginas, sino a todo el proceso que acompañó su elaboración.

Antes de entrar más en detalles, quiero reiterar algo que mencioné al principio y es que en toda guerra todos sabemos qué situaciones se crean, puede haber excesos, puede haber -¡ni qué hablar!- errores que se cometen en el campo de batalla. Israel tiene, en mi opinión, la responsabilidad de investigarlos. No por Goldstone ni por la ONU, por Israel, por nosotros, por la condición judía y por los parámetros que sí en Israel son diferentes a pesar de las acusaciones de que somos objeto continuamente. Israel, en mi opinión, sí tiene parámetros morales que lo guían que son diferentes, por eso tiene que investigar si algo está mal, no porque Goldstone diga tal o cual cosa.

Pero no podemos hacer caso omiso del hecho de que el Informe Goldstone está elaborado por la ONU, - y no todo el mundo tiene la sensibilidad respecto a la ONU que nosotros tenemos con buenas razones, - tiene un peso y es un elemento en la política internacional que hay que tener en cuenta. Aunque Netaniahu haya dicho en el plenario de la Kneset, hace poco, “ningún militar israelí va a ser acusado de crímenes de guerra”, y yo entiendo que no es que él dice que no puede ser que alguien haya actuado mal, sino que ”no vamos a dejar que ellos, hipócritas, nos juzguen cuando en realidad no les importa la vida humana” – estoy parafraseando a Netaniahu -, no podemos olvidar que esto ha generado – si por tendenciosidad anti-israelí, por hipocresía, por lo que sea –una situación internacional de la que Israel tiene que ser consciente. Por eso - y esto nuevamente antes de entrar a los ejemplos concretos de porqué digo que hay cosas para criticar en el Informe Goldstone – yo creo que Israel se equivocó, cometió un craso error al no colaborar con la Comisión Goldstone.

Es un tema discutible, por supuesto. Yo entrevisté, por ejemplo, cuando salió esto, al portavoz del Misrad Hajutz, la Cancillería israelí, que me dijo “Para qué, para que después igual inventen lo que quieran contra nosotros y encima van a decir ‘el informe salió también después de haber investigado el lado israelí’”. También esa es una posición legítima y comprensible.

Aclaro que la decisión israelí de no colaborar con la Comisión no significaba que los israelíes tuvieran prohibido prestar testimonio si querían. Si querían llamar a alguien de la Comisión podían hacerlo y cada uno tenía libertad de ir.

Hubo una médica israelí, olá – no sé si jadashá, pero oriunda de la ex Unión Soviética – en cuya clínica cayó un misil, un cohete Kassam, en Ashkelon. Hubo serios destrozos, ella estuvo herida, el lugar quedó destrozado realmente, y ella dijo – yo no logré hablar con ella personalmente, cuando la pude llamar estaba en Ginebra prestando testimonio - pero por lo que leí ella dijo, “estaba hablando a la pared”. Un sentimiento subjetivo, quizás eso no sea un elemento de análisis de un documento jurídico, pero la sensación de ella era esa, de que las cosas estaban dictadas de antemano.

Igual creo que Israel debería haber colaborado con la Comisión, por lo menos para hacer el esfuerzo de demostrar todo lo que de su lado podía demostrar.

Hay que hacer una distinción – primero recordemos, quizás lo tomé como algo obvio, pero aclaremos, la polémica que despertó el Informe Goldstone fue porque acusó a Israel y a Hamás, - no creo que Hamás deje de dormir de noche, pero en fin…- de crímenes de guerra y quizás también de crímenes de lesa humanidad.

Israel reaccionó airado – estoy segura de que muchos pensando genuinamente “no puede ser que Tzahal haya cometido crímenes de guerra” y otros diciendo “¿y a la ONU los vamos a escuchar?, cuando sabemos de su tendenciosidad y de la falta de proporción absoluta entre el tiempo dedicado a otros conflictos, mucho más cruentos sin duda, y a la situación que envuelve a israelíes y palestinos. En determinado momento… - les cuento que hasta el propio Goldstone, en una entrevista creo que en CNN, criticó una resolución de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, porque en esa resolución supuestamente en base a su Informe ni mencionaban a Hamás.

Yo creo que ese fue uno de los pecados - si cabe el término - de Goldstone. Me cuesta creer que no sabía dónde se metía o qué misión aceptaba. Yo no le atribuyo malas intenciones ni antisemitismo, pero el Informe no fue hecho en forma ecuánime y equilibrada. Quizás el problema principal es que aceptó estar al frente de una comisión dispuesta por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que está muy lejos de ser defensora de los Derechos Humanos. Eso ya lo colocaba en una situación de la que no sé cómo podía salir un informe diferente.

Ahí se habla de crímenes de guerra.

Los términos en política, en Derecho internacional, - no soy experta en Derecho internacional pero hablé con gente que sí lo es - tienen que estar basados en cosas concretas.

Excesos durante una guerra, – y no me refiero a errores, como que un cohete caiga mal por una coordenada que pegó diferente, mal calculada – me refiero realmente a excesos que podían haber sido evitados si se hubiera pensado de otra forma, no son sinónimo de crímenes de guerra. Uno podría decir “y bueno, si se actuó mal, se actuó mal”, pero acá estamos hablando de una comisión encabezada por un juez que llegó a una conclusión de valor jurídico en que se acusaba de crímenes de guerra, así que acá la terminología tiene su importancia.

Yo hablé, por ejemplo, – y lo publiqué en el Semanario Hebreo – con una ex profesora mía de Derecho Internacional, la profesora Ruth Lapidot, Profesora Emeritus de Derecho Internacional de la Universidad Hebrea de Jerusalem y ella me aclaró este tema de la diferencia entre excesos, problemas que ocurren en el campo de batalla, - reitero, no errores solo, - y lo que sí debe ser calificado de crimen de guerra.

Ella me dijo claramente que eso está definido en la Cuarta Convención de Ginebra. El daño intencional a civiles y el ataque a infraestructuras civiles sin una necesidad militar totalmente comprobada pueden ser calificado de crimen de guerra. Ella estaba furiosa cuando la entrevisté por el Informe Goldstone, pero no como israelí solo, me dijo, como jurista, porque el Juez Goldstone sabe que en el Derecho internacional está por supuesto esa prohibición del ataque intencional contra civiles, pero también sabe que en Derecho internacional se dice claramente “a menos que el lugar donde se encuentran los civiles esté siendo utilizado como blanco militar”, con la previsión de que se avise que se va a atacar.

Cubriendo la guerra en Gaza, yo tenía la complicación técnica de que no puedo acceder a Gaza. Desde el golpe de estado de Hamás, Israel prohíbe - no los palestinos - que los israelíes entren a Gaza aunque tengan otras diez ciudadanías. Los periodistas podemos en general ir a cualquier lado, yo puedo ir a lugares donde otros israelíes no pueden, pero a Gaza no, por razones que creo comprensibles, aunque periodísticamente quisiera sí poder ir como iba antes. Pero, consciente de que estar ahí es irreemplazable, traté de suplir eso siempre con muchas llamadas y conversaciones y entrevistas por teléfono con palestinos, tanto asesores, o sea, gente de Hamás, como de la fuerza de seguridad, médicos, en fin. Y estaba hablando con un médico del hospital Shifa, el hospital central de Gaza y yo le comentaba - por esas cosas que se sabían, esas noticias que circulan por todos lados – que la comandancia máxima de Hamás, los líderes máximos políticos y no descarto que también muchos de los batallones armados, estaban escondidos en el sótano del Shifa de Gaza. Y él me dice “perdón, pero yo no puedo grabar más”.

¿Ustedes se imaginan si Israel hubiera avisado, como lo hizo en muchos otros operativos, que iba a entrar al Shifa de Gaza, no solo para terminar la guerra en ese momento, sino para traer la paz quizás a Gaza, - estoy yendo más adelante – aunque era meterse en la boca del lobo, para sacar a toda la comandancia de Hamás de allí, avisando antes para que pudieran mover a los enfermos -¿ustedes se imaginan si Israel hubiera hecho ese operativo, aunque no hubiera muerto ni un enfermo? No quiero ni pensar en la tormenta internacional. Y la profesora Lapidot me decía “él sabe, el juez Goldstone sabe de esa aclaración en Derecho internacional de que si un lugar es usado como blanco militar sí se le puede atacar aunque haya ahí civiles”.

Claro que en este tema hay situaciones muy complejas, muy complicadas. Pero yo le pregunté a la Prof. Lapidot sobre esto, porque hubo situaciones en las que Israel bombardeó edificios en los que se sabía por cierto que desde ellos Hamás disparaba hacia Israel, y después aparecían escenas terribles (no estaba fabricada la foto, lamentablemente), un edificio donde había diez familias con, no sé, diez hijos cada uno, y la mayoría había muerto. Claro, Israel no sabía qué había exactamente en cada edificio, solo sabía que se los usaba para desde allí disparar a Israel y no solo eso, sino usando a los propios civiles como escudo para disparar mejor hacia Israel. Y ella me decía que era realmente una situación compleja, porque andá a demostrar que no sabías y además está el tema de la proporcionalidad. ¿Podés atacar un edificio aunque exista el riesgo de que allí haya civiles porque sabés que están escondiendo ahí un rifle?, no. Pero si sabés que alrededor de ese edificio hay diez lanzacohetes de los que disparan todo el día a Sderot, y sabés también que hay diez civiles escondidos, entonces, ¿no tenés que disparar, no podés disparar? O sea, hay muchas situaciones –no sé si llamarlas límite, es poco fácil de definir. Lo claro es que la intención de atacar a civiles es esencial cuando se habla de crímenes de guerra.

El tema es también el doble uso que Hamás hacía de los civiles.

Hay que recordar - y eso relacionado a una de las aclaraciones que hice al comienzo, - que el hecho que los enemigos de Israel, Hamás en este caso – violen sistemáticamente, abiertamente, sin ningún problema, los derechos humanos, eso a mi criterio – y lo digo como ciudadana israelí – no justifica que Israel haga lo mismo. No quiero que se llegue a una situación de la ley de la selva. No lo quiero no por Goldstone ni por la ONU, sino por nosotros. Pero indudablemente es un gran desafío lidiar con esa situación en la que uno tiene que defenderse, sabiendo qué es lo que hace el otro lado.

No justifica usar los mismos medios que ellos, creo que afortunadamente eso no se hace, pero es verdad que Hamás coloca a Israel en situaciones en las que a veces el dilema es: corro el riesgo de dañar a gente que no debe ser dañada, o corro el riesgo entonces de que ellos puedan matar mejor a los nuestros. Y el problema de Gaza a Israel no se puede medir solo en cuantos muertos. Claro, es incomparable la cantidad de muertos palestinos en la guerra y la de los que ellos lograron matar en Sderot y en el sur, lo que se llama Otef Aza, la zona que rodea la franja de Gaza, los kibutzim del sur. Pero la intención de cada Kassam es matar a varios israelíes, y no es cuestión de puntería, es una cuestión de hostigamiento constante. A mí me ha pasado, por ejemplo, en Ein Hashloshá, donde tengo muchos amigos y acá hay una amiga que la hija está allí, y una de las javerot uruguayas me decía “yo, si suena la alarma” – la alarma contra los misiles, ¿verdad? Tzeva Adom que le llaman - “y yo estoy acá con mi mamá” y me mostraba a una señora muy mayor, que camina muy despacio - “yo ni me muevo, si sé que igual no llego a ningún lado”. Y eso era en el kibutz, con ambiente pastoral, divino. Y en Sderot, donde fui muchas veces, pero yo misma que puedo correr todavía, llegaba y lo primero que hacía era ver donde están esos mini refugios de cemento que se construyeron que ya a esta altura están decorados con pajaritos y mariposas. O sea, divisar a cada lado, según donde esté, a donde tengo que correr, porque son quince segundos, ¿qué alcanzás?

Y vi gente que estaba en el mercado, señoras mayores – y vos decís, bueno, uno se acostumbra a todo – que saben que no van a llegar a ningún lado, ellas ni corren.

¿Eso quiere decir que Israel puede cometer crímenes de guerra? No. Pero es verdad que los terroristas colocan a Israel en situaciones totalmente imposibles.

Hablé antes del tema de la proporcionalidad, y hay algo que también me explicó la Prof. Ruth Lapidot, - “está en las convenciones, no lo inventé yo” me decía ella - un término en Derecho Internacional que es jus ad bellum y jus in bellum. O sea, la proporcionalidad antes de que se lance una guerra o – acá hay abogados que lo saben mejor que yo – cuando ya estallaron las hostilidades. Ella me decía, si arrasás Gaza, entrás con diez mil tanques porque te tiraron una vez un cohete, eso no es proporcional según el Derecho Internacional. Pero cuando finalmente se decide que hay justificativo para entrar a la guerra, - como la situación clara que Israel vivió de ocho años de constantes disparos de cohetes desde Gaza hacia Israel -, en el momento en que ya entrás en la guerra no hay reglas exactas en el Derecho Internacional de hasta cuánto hacés.

Me acuerdo una de las épocas de esas crisis tan asiduas entre Israel y los palestinos en que la autoridad Palestina estaba todavía en Gaza, que de un edificio determinado que ya no existe disparaban constantemente cuando pasaban las tropas israelíes o habitantes de los asentamientos. Ese edificio creo que tenía dos o tres pisos y entrevisté al Jefe del Comando Sur en ese momento Gral. Iom Tovzania a quien los palestinos criticaban porque hizo destruir ese edificio desde el aire, y me decía “¿Qué se piensan? Inclusive en las reglas de guerra, ¿qué está escrito?, ¿si te dispararon de dos pisos vos no podés disparar de más de tres?” Si ya es una situación en la que tenés que defenderte, no está claro cuál es el límite.

Uno de los elementos evidentes en el Informe Goldstone - aclaro que leí el resumen a la prensa que fue publicado por la propia comisión, no las 600 páginas – un elemento claro es que el informe dice que lo de las papeletas de advertencia que Israel tiraba no es serio. Para aquellos que no saben de qué se trata, Israel lanzó millones de papeles en diferentes instancias, advirtiendo cuando se iba a atacar un lugar donde se sabía que se escondían radicales de los centrales, pero más que nada cuando quería atacar depósitos de armas, de municiones, o lugares clave desde los cuales se disparaba hacia Israel. Si sabían que había civiles ahí, lanzaban esas papeletas desde el aire escritas en árabe advirtiendo que salieran. Para el juez Goldstone “ze lo retziní”, eso no es serio. Será que no las mandaron por mail, con sorna lo digo. El dijo concretamente que eso no era serio. Hablé con un piloto de combate – claro, evidentemente él me daría la visión oficial de Tzahal, no era un analista independiente – que me contó de misiones que habían sido canceladas porque vieron que del lugar al cual se había avisado no se había retirado a nadie, o por información de último momento que cambiaba las cosas.

Claro, no podemos ser ingenuos, todos vimos las imágenes, no es que atacaron solo cuando estaban seguros de que ningún civil iba a morir, evidentemente esa no fue la situación, pero se hizo un intento de advertirles. Yo vi directamente transmisiones de la televisión de Hamás en Gaza en la cual un integrista que vociferaba muy orgulloso que habían recibido llamadas del ejército israelí de que se vayan, ¿pero nosotros nos vamos a ir? En lugar de exhortar a la gente que se vaya para evitar muertes civiles, llamaban a que vengan, a proteger el simbolismo, si igual van a llegar a Alá, a él qué le importa. Es una concepción de mundo, de vida o de muerte, que por supuesto complica el lidiar con estas cosas.

Pero para Goldstone eso no era en serio.

Fue al parecer muy serio para alguien que entiende más, se ve, de lo que es no solo la teoría sino la práctica de las guerras. Durante la guerra misma, en una entrevista en vivo de la BBC, salió el Coronel Richard Kemp. El fue jefe de las tropas británicas en Afganistán, peleó en misiones en Irlanda del Norte, creo que en Bosnia también – yo publiqué la trascripción exacta de lo que dijo hace poco en Semanario Hebreo también porque habló ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en una de las etapas del proceso después de la publicación del informe. Él dijo lo mismo que había dicho en la entrevista en la BBC, que nunca en la historia de las guerras un ejército hizo tanto para minimizar las bajas civiles como lo hizo entonces la Fuerza de Defensa de Israel.

Es un testimonio de un coronel británico, no judío, no sé si especialmente simpatizante de Israel, pero cabe suponer que al menos alguien que sabe analizar lo que pasa en el campo de batalla.

Pero para el informe Goldstone esos intentos de avisar no eran serios. Ese es otro punto que creo que sí hay que criticar.

Otro punto que aparece en el Informe Goldstone es la acusación a Israel de que impuso un sitio a civiles para que no pudieran tener alimentos ni agua.

Todos sabemos de la situación polémica dentro del propio Israel, y hay razón para que sea polémica, del sitio a la Franja de Gaza que se impuso después de la retirada israelí porque en lugar de posibilidad de apertura hubo una intensificación de los disparos de Kassam, luego el secuestro de Guilad Shalit, como todos sabemos, - es polémico, no solo por consideraciones morales sino también políticas. Israelíes de diferentes tendencias se preguntan “¿y eso sirve?” No es solo ‘se lo merecen’, ¿sirve? ¿No estás castigando a todos por los crímenes de Hamás? O sea, hay muchos elementos para polemizar.

Pero en cuanto a la guerra misma, con esa acusación de que Israel quería impedir la posibilidad de la población de acceder a agua y alimentos, que por supuesto no es una situación que si, “bueno, me voy al almacén y vuelvo en seguida”. El hecho es que durante los combates Israel, - no en seguida, pero bastante pronto - , abrió un intervalo de algunas horas durante el cual podían los civiles se podían aprovisionar e Israel se comprometió a no tomar iniciativa de hostilidades en ese lapso.

Es verdad que hay muchos casos de que la gente ya tenía miedo de salir, y Hamás en ese lapso no cesaba sus hostilidades, y es más, en muchos casos hubo información de que aprovechaban esas horas para pasar, por ejemplo, una ambulancia con hombres armados, cosas por el estilo, lo cual lleva a otro tema, relacionado a crímenes de guerra, los ataques a equipos médicos.

Otro elemento que aparece en el Informe Goldstone es que “Israel dice” - hablando de los civiles en el medio de las armas – “que Hamás oculta o usa armas junto a sus civiles, nosotros no hallamos pruebas”. Yo realmente pensaba, debo estar leyendo mal, o sea, las pruebas ya no estaban, murieron allí con los misiles de Hamás.

Durante la guerra – ustedes saben, los periodistas recibíamos a través de e-mail a cada rato información del dober Tzahal, el representante o portavoz del ejército, y de diferentes organizaciones del gobierno, de organizaciones de Derechos Humanos que criticaban a este, apoyaban al otro, de los palestinos – desde el golpe de estado en Gaza entonces tenés que identificar quién es de la Autoridad Palestina, quién de Hamás - , muchas información. Cuando ya se había formado la Comisión Goldstone recibí entusiastas comunicados de una instancia que se presentaba como el “Centro Independiente Palestino de Gaza” pero que yo sabía que representaban a las autoridades de Hamás en Gaza, invitando a la población a prestar testimonio sobre los crímenes de Israel ante la Comisión llegada de la ONU.

O sea, - y creo que lo pueden haber entendido al principio, lo que comenté, - no digo que los palestinos tengan razones para felicitar a Israel, ni digo que los palestinos no puedan auténticamente, - los que sufrieron las hostilidades, - sentir que Israel era responsable de toda la situación, - estoy tratando de ver desde el punto de vista interno palestino. Pero ustedes imagínense la situación – palestinos que sabían qué había pasado, que Hamás los había encerrado, o que sabían de lo que habían pasado sus vecinos, que no salieron porque Hamás les cerró las puertas de sus casas para disparar de allí a Israel, prestando testimonio a la Comisión de Derechos Humanos frente a los guardias de Hamás en forma “libre totalmente” para que Goldstone los escuche. O sea, es bien de esas situaciones en que uno dice si no fuera para llorar podría reírme.

 

Informe de Iom Haaztmaut
[9 de mayo de 2011]

El pasado martes 9 de mayo, en la cancha del Club Atenas, se celebró el 63º aniversario de la Independencia de Israel, con un festejo organizado por la Organización Sionista del Uruguay y todas las instituciones sionistas del ishuv.

El departamento de cultura de la Kehilá participó con una asesoría técnica.

En el acto hubieron mil ochocientos personas, cifra muy alta dado el paro de ómnibus y taxis total que hubo esa jornada. El acto se dividió en dos partes: una primera parte para los más pequeños que consistió en carpas instaladas en el salón cada una con un integrante del equipo de profesionales que se contrató para hacer juegos con ellos.

También había integrantes de un circo que recibían a la gente cuando entraba, los más chiquitos sonreían viendo a los payasos, a los hombres en zancos y a los malabaristas que jugaban con ellos. Maquilladoras profesionales entusiasmaron a las niñas pintándoles corazones y banderas de Israel.

Las instalaciones del Club Atenas se vieron desbordadas por un público vibrante que fue decidido a festejar y divertirse.

El salón estaba decorado con banderas y banderines de Israel, muchos globos azules y blancos sumado a las banderas, banners de las instituciones organizadoras y de los sponsors. Luego de terminado el show los globos cayeron sobre la gente para el asombro de los espectadores.

Hubo comida para todos los gustos: el tradicional falafel y también pizza, empanadas, postres vendidas por los chicos de Schnat 2012 que se hicieron de cargo de los stands para juntar dinero para el viaje a Israel.

Comenzó la segunda parte del evento contando con la presencia de dos conductores conocidos en el medio uruguayo que son Ariel Rener e Yoni Kurlender, este último conocido actor de teatro.

Se pasaron tres videos hechos para la ocasión: uno de ellos sobre Israel en la actualidad, el otro sobre el emotivo pasaje en Israel de Iom Hazikarón a Iom Haatzmaut, el tercero un video humorístico con las chicos de las tnuot bailando “Que lindo es Israel”.

A continuación hubo una breve parte oratoria en la que hizo uso de la palabra el Embajador de Israel Dori Goren que trajo el mensaje del Gobierno y del Pueblo de Israel en esta fecha tan significativa. A continuación dijo un discurso Sami Mylsztejn, Presidente de la Organización Sionista del Uruguay quien hizo un breve discurso sobre el sionismo en la actualidad. La Presidenta de la Federación Juvenil Sionista hizo su alocución con mucha emoción y fuerza.

En una fiesta no pueden faltar las danzas, por eso los niños de las escuelas EIHU-AIHU y los alumnos del Instituto YAVNE nos obsequiaron con hermosos bailes israelíes tradicionales. Las jóvenes danzarinas, que encantaron al público con su frescura y la alegría de sus movimientos, fueron todas muy aplaudidas.

Naguía, que es el grupo de baile profesional de la Comunidad Israelita del Uruguay estuvo presente con sus vesturarios coloridos para la delicia del público presente.

Sin lugar a dudas, la estrella de la noche fue la banda Latasonica, una banda de percusión profesional que dejó extasiados a los presentes por su profesionalismo y maravilloso desempeño.

 

Iom Hazikaron 2011
[8 de mayo de 2011]

El 8 de mayo de 2011, víspera de la independencia de Israel, tuvo lugar la ceremonia de Iom Hazicarón en memoria y homenaje a quienes dieron sus vidas por Medinat Israel y las víctimas de ataques terroristas, organizada por la Organización Sionista del Uruguay y la Federación Juvenil Sionista, este año en Bait Jadash.

El 8 de mayo de 2011, víspera de la independencia de Israel, tuvo lugar la ceremonia de Iom Hazicarón en memoria y homenaje a quienes dieron sus vidas por Medinat Israel y las víctimas de ataques terroristas, organizada por la Organización Sionista del Uruguay y la Federación Juvenil Sionista, este año en Bait Jadash. Como todos los años se honró muy especialmente a los caídos y víctimas uruguayos.

Antes de comenzar el acto la gente recorrió la galería donde se encontraban los retratos de los 28 caídos uruguayos.

En un salón desbordante por la enorme presencia de público, se dio comienzo a una ceremonia donde tuvo lugar la emoción y las lágrimas. Se pasaron videos en los que las familiares las víctimas contaban como viven ese día.

Eliane Cesarkas, cantó una canción en honor a un compañero suyo del gan fallecido, con tanta emotividad que se le cortaba la voz con el llanto.

Los jóvenes de Federación leyeron diferentes historias de gente que falleció en los atentados de manera muy emotiva. Las lágrimas estaban presentes en los ojos de casi todo el público presente. En cada silla dejaron una historia personal, para que en silencio cada uno recogiera la hoja y la leyera.

A continuación se llamó al Embajador de Israel a encender la vela recordatoria en acompañado de la Sr. Sami Mylsztejn, Presidente de la Organización Sionista del Uruguay.

El único discurso de la noche estuvo dado por Karina Sapolinski, Presidente de la Federación Juvenil Sionista, se dirigió al público presente con un mensaje conjunto de la Federación Juvenil Sionista y la Organización Sionista del Uruguay que destacaba la especial participación de los jóvenes en el movimiento sionista.

El Rabino Ariel Kleiner, de la NCI, leyó Izkor. Luego fue llamado el Rabino Tzvi Elon entonó El Malé Rajamim.

Se leyó un mail de una chica que había tenido un último encuentro con una amiga antes que esta muriera víctima de un atentado, las sensaciones que dejó en la audiencia fue de impotencia. Los chicos de Federación decían que los caídos ya no se casarán, ya no volverán a casa, ya no están…

A la salida la gente comentaba que fue el Iom Hazikaron que recordaban más emocionante de los últimos años, porque entre los videos y las lecturas, se fue directamente a los sentimientos de los allí presentes.

 

Primera actividad de "Hatzad Hasheini"
[1o. de agosto de 2011]

El primero de agosto pasado en Hillel de 19 a 22 horas tuvo lugar la primera actividad del proyecto "Hatzad Hasheini". Que cuenta con el patrocinio del Ministerio de Hasbará de Israel, Clam (Macabi Latinoamerica), Departamento de Actividades Sionistas para la Diáspora de la OSM, Cosla y la Organización Sionista del Uruguay en el ámbito local.

Un grupo de cuarenta personas se deleitó con un pantallazo general de lo que será el curso que constituye en encuentros tipo taller, en el cual se le brindan al participante contenido y herramientas para “esclarecer” la situación en Medio Oriente. Gabriel Ben –Tasgal y Edy Lazar, especialistas en esta materia que transmiten sus conocimientos de manera interactiva y dinámica brindaron una cantidad de información sobre el conflicto y las posibilidades de una paz efectiva con el pueblo palestino. A pesar del frío polar de la noche montevideana, los participantes estaban tan entusiasmados que no querían que terminara la jornada.

La Organización Sionista del Uruguay pretende profundizar estos temas dándole continuidad a estos encuentros y aportando a todos los integrantes de nuestra comunidad herramientas para la defensa del Estado de Israel y del sionismo.

 

ISRAEL - UNA CREACION IMPERFECTA Y EJEMPLAR
[30/4/2009]


Editorial de Semanario Hebreo por los 61 años del Estado de Israel

En este nuevo aniversario de la independencia de Israel, al cumplir el Estado judío 61 años de soberanía en la era moderna, quisiéramos hacerle un homenaje. No se trata de flores ni versos especiales, sino simplemente de un ejercicio de memoria.

 

Es que si alguien aterriza en el planeta Tierra de una galaxia lejana, sin saber lo que ocurrió aquí en los últimos decenios, podría creer que Israel es el origen de todos los males, un país perverso que desea vivir en guerra, racista y discriminador, en búsqueda de cómo mejor matar a sus vecinos.

Leer más...
 

RECORDANDO ALGUNOS PUNTOS SOBRE JERUSALEM
[15/12/2009]

Editorial de Semanario Hebreo del 10/12/2009, escrito por su Directora Sra. Ana Jerozolimski

No sorprende que en la reunión del Consejo de Europa llevada a cabo este martes 8 de diciembre, los países miembros de la Unión Europea hayan expresado su opinión que Jerusalem deberá servir de capital tanto de Israel como de un futuro estado palestino independiente. El tema de Jerusalem fue desde un principio uno de los puntos en la agenda del proceso de paz y la posición de Europa –o al menos de la mayor parte de sus países- sobre su eventual división, no tiene nada de nuevo.

Pero es importante destacar que contrariamente a la posición que pretendía promover el Canciller de Suecia, exhortando ya ahora a la división de la ciudad y a la determinación de que Jerusalem oriental será la capital palestina, la resolución que fue finalmente adoptada es mucho más cuerda y equilibrada. Si bien Israel aclara también ahora que Jerusalem es su “capital eterna e indivisible”, hasta el Canciller Avigdor Liberman elogió la terminología del texto europeo de esta semana, que supedita todo al resultado de negociaciones directas entre Israel y los palestinos.

Consideramos que Israel cometió un error cuando , al reunificar Jerusalem tras liberar la Ciudad Vieja en la guerra de los Seis Días, no se limitó a anexar esa zona, conquistada por Jordania en la guerra de 1948, sino que anexó diez veces más de ese territorio,. Con ello, agregó al perímetro municipal de su capital, a barrios árabes que nada tienen que ver con la historia judía que tanto simboliza Jerusalem, y afectó el equilibrio de población en la ciudad.

También consideramos que hay que tener extremo cuidado en la instalación de familias judías en zonas pobladas exclusivamente por árabes, cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalem, cuando de fondo hay muchas sensibilidades a flor de piel y la intención debe ser tratar de hallar soluciones negociadas, no crear situaciones que lleven a mayores conflictos.

Al mismo tiempo, como ejemplo de lo complejo de la situación en Jerusalem, es imposible olvidar que en algunas de esas zonas, que los palestinos llaman hoy Ras el Amud y que para Israel es Ir David, la ciudad de David, fueron hallados justamente importantes vestigios de la época bíblica que reafirman la presencia judía en la ciudad ya hace milenios. ¿Cómo combinar entre la conciencia de la historia sin la cual no existiría Israel, y la necesidad de adaptarse a los desafíos futuros? No hay por cierto una varita mágica que lo explique.

Pero aún si tenemos claro que nos parece inevitable que se halle eventualmente una fórmula política que solucione el tema de Jerusalem-y el propio Israel dice que deberá resolvérselo en la mesa de negociaciones- hay algunos puntos que resulta imperioso aclarar.

· Jerusalem no fue jamás capital de los palestinos, ni de ningún país árabe ni de ningún imperio foráneo. Sólo el pueblo judío la convirtió en su capital, tanto en la antigüedad como al recuperarse la soberanía nacional judía en la era moderna. Para otros fue provincia alejada, a menudo abandonada.

· Jerusalem no nació dividida. Era una sola ciudad en la que judíos y árabes vivían tanto en la parte occidental como en la oriental. Fue la guerra de 1948 que estalló cuando los árabes atacaron a Israel apenas declaró su independencia, lo que creó esos términos: Jerusalem Oeste y Jerusalem Este. Los judíos que vivían en el barrio ubicado dentro de las murallas de la Ciudad Vieja (parte oriental por cierto) tuvieron que abandonarlo, al ser ocupado el lugar por la Legión Jordana.

· Pocos meses antes de la creación de Israel, la ya muy conocida resolución 181 de las Naciones Unidas, recomendó la partición de Israel en dos Estados, uno judío y otro árabe. Para Jerusalem se destinaba un estatuto especial: corpus separatum, ser una entidad separada, bajo régimen internacional. Diez años después, se haría un referéndum entre los habitantes de la ciudad, para decidirse bajo qué soberanía quedarían.

El liderazgo sionista aceptó la fórmula propuesta, comprendiendo que la alternativa era quedarse sin nada. Los árabes la rechazaron. Atacaron a Israel, atacaron también a Jerusalem y la ciudad quedó dividida.

· Hasta ese momento, no había una capital árabe y otra judía, sino una única Jerusalem.

· Desde la división de la ciudad, la parte occidental quedó en manos de Israel que la declaró su capital, y la parte oriental, quedó en manos de Jordania. En otras palabras: Israel ocupó la parte oeste, y por la ligazón especial de Jerusalem con el pueblo judío, la convirtió en su capital, Jordania ocupó la parte oriental, pero no la convirtió en capital del reino ni tampoco la ofreció por cierto a los palestinos, que nunca habían tenido soberanía nacional. Entre 1948 y 1967- 19 años- Jerusalem Este estuvo en manos árabes, pero no fue hecha capital.

· Jerusalem, mencionada miles de veces en la Biblia, no aparece mencionada explícitamente en el Corán, aunque hay versículos que se interpreta que son referencia a ella. Para los judíos es el sitio más sagrado del mundo. Para los musulmanes, es la tercera ciudad más sagrada, después de Meca y Medina. Los judíos oran en dirección a Jerusalem. Los musulmanes buscan la “qibla” (dirección de la oración) de acuerdo a la ubicación de La Meca.

Todo esto no quita que los palestinos tengan importantes vínculos hoy en día con la ciudad, no sólo por las mezquitas de Al Aksa y el Domo de la Roca sino por ser para ellos un centro neurálgico de actividad, un centro médico de importancia, fuente de trabajo y centro comercial.

Diversos elementos tendrán que ser tomados en cuenta cuando se llegue a una decisión. Habrá que pensar en el futuro con claridad. Pero será inevitable tener presente el pasado.

 

Cambio de autoridades en OSU y entrega del Premio Herzl
[28/10/2008]

El 28 de octubre asumió la presidencia de OSU la Sra. Laura Taragán quien en esa oportunidad recibió el Premio Herzl

El martes 28 de octubre pasado tuvo lugar la asamblea de cambio de autoridades de la Organización Sionista del Uruguay y la entrega del Premio Herzl a la Sra. Laura Taragán. Ambos eventos casi simultáneos tuvieron lugar en el salón de actos colmado de público del Centro Maimónides de la Comunidad Israelita Sefaradí.

El Sr. Salomón Zivov, presidente saliente de la institución, se refirió al trabajo efectuado, a las distintas actividades que se llevaron a cabo durante el período bajo su mandato, a la importancia del trabajo sionista en una época de tanta dificultad para Medinat Israel y agradeció a todos quienes colaboraron con él en la importante tarea realizada.

El Arq. Samy Artenstein, que dirigió la asamblea, leyó a continuación la integración del nuevo Ejecutivo de OSU, que quedó integrado de la siguiente manera:

Presidenta: Laura Taragán

1er. Vicepresidente: Sami Mylsztejn

2º Vicepresidente: Arq. Gustavo Rosa

Secretario Gral: Arq. Samy Artenstein

Tesorero: Silvio Geisinger

Pro-secretario: Samuel Srulevich

Pro-tesorera: Rita Esquenasi

Presidente de Honor: Bernardo Olesker

Miembro del Ejecutivo Sionista Mundial: Dr. Gerardo Stuczynski

El Arq. Artenstein dio lectura a los numerosos mensajes recibidos para los presidentes entrante y saliente.

A continuación hicieron uso de la palabra los Sres. Iosef Levi Sfari, Cónsul de la Embajada de Israel; Mijael Adari, Representante del Keren Kayemet Leisrael para América Latina con sede en Buenos Aires venido especialmente para la ocasión; el Presidente del Comité Central Israelita Cr. Israel Buszkaniec; Dagoberto Kaczka, Presidente del Movimiento Avodá de Uruguay a cuyas filas pertenece el presidente saliente; Mauricio Oberlander, Presidente del movimiento Likud de Uruguay donde actúa la presidenta entrante; Dr. Gerardo Stuczynski, Miembro del Ejecutivo Sionista Mundial; Judith Iumal Directora del Depto. de Educación para América Latina con sede en Buenos Aires, venida especialmente para el cambio de autoridades; Rabino Mordejai Cortez, rabino de la comunidad anfitriona.

El Arq. Samy Artenstein hizo un corte en la ceremonia de cambio de autoridades y se refirió al Premio Herzl, premio instituido por el Departamento de Actividades Sionistas de la Organización Sionista Mundial para ser entregado a activistas sionistas jóvenes que se hayan destacado en la labor en pro de la continuidad judía, el movimiento sionista y el apoyo a Medinat Israel. A continuación invitó al Presidente de Honor de la Organización Sionista del Uruguay Sr. Bernardo Olesker a hacer entrega del Premio Herzl a la Sra. Laura Taragán, nueva Presidenta de la institución.

El Sr. Olesker se refirió a la fuerza y el dinamismo de la nueva presidenta, a su importante actuación tanto en el ámbito local como a nivel internacional, mencionando su participación en la delegación femenina del Keren Hayesod que viajó a Etiopía a acompañar a nuevos olim de ese país. Finalizó sus palabras haciendo entrega a la Sra. Laura Taragán del Premio Herzl, una obra en bronce, y un diploma acreditándola como tal.

El Cr. Jaime Bonomo, Presidente de la Comunidad Israelita Sefaradí, hizo entrega de un ramo de flores a la Sra. Laura Taragán, destacando en un breve mensaje que no sólo es la primera mujer Presidenta de OSU, como lo hicieron notar oradores anteriores, sino que es el primer presidente de origen sefaradí de la Organización Sionista del Uruguay.

A continuación la Sra. Laura Taragán, visiblemente emocionada, se dirigió al público presente, luego de lo cual se dio por finalizados el acto de cambio de autoridades de la Organización Sionista del Uruguay y la ceremonia de entrega del Premio Herzl.

Saludos recibidos: Benjamín Netaniahu; Zeev Bielski, Presidente de la Organización Sionista Mundial y la Agencia Judía; autoridades del Depto. de Actividades Sionistas de la Organización Sionista Mundial Dr. David Breakstone, Presidente, Marty Davis, Director General, Jacob Gispan, Tesorero y Andy Faur, Director de la División para América Latina; Amos Hermon, Jefe del Depto. de Educación de la Agencia Judía; Arieh Abir, ex Representante de la Agencia Judía para América Latina; Dani Danón y Herana Feldman, Presidente y Co-Presidente de Likud Mundial; Eliahu Shaul - Representante del Departamento de Educación de la Agencia Judía para México y Amlat Norte; Laurence Borot, Presidenta Internacional y Victoria Reimers, Presidenta Honoraria de la División Femenina Internacional del Keren Hayesod; Joel Salpak, Ex Embajador de Israel en Uruguay; Rebeca Sod, Presidenta Consejo Sionista de México; Carlos Frauman, Presidente de la Organización Sionista Argentina; Dr. Arnoldo Szwarcberg, Presidente Likud Argentina; Rabino Ariel Zlatkin, Israel; Lic. Enrique Burbinski, Director HIAS Latin America; Shaúl Ravid, Vice-Director General del Keren Hayesod; Yoel Embon, Director para América Latina del Keren Hayesod; Anna Givati, Directora del Depto. de Educación para América Latina; Meir Lopatinsky, Departamento de Aliá y Absorción; ex shlijim en Uruguay Sergio Goldstein, León Shaúl y Gabriel Ben Tasgal; Dani Lew, Coordinador de COSLA; así como de múltiples amigos del exterior o de uruguayos que se encontraban en el exterior y que por eso no pudieron participar.

Nota. Las palabras de la Sra. Laura Taragán figuran en página aparte.

 
Subir