¡MULTITUDINARIA CONCENTRACIÓN EN TROUVILLE!

 

27/7/14

 

acto-sialapaz.jpg acto-todosunidos.jpg acto-todosunidos2.jpg acto-uruguay-israel.jpg acto-convocatoria.jpg acto-convocatoria1.jpg acto-convocatoria2.jpg acto-discurso.jpg acto-discurso1.jpg acto-federacion.jpg acto-gorzy.jpg acto-gran-convocatoria.jpg acto-porlapaz.jpg acto-porlapaz1.jpg

 

PROCLAMA

Señoras, señores, jóvenes:

 

Hoy nos hemos dado cita aquí para manifestar claramente nuestro más absoluto e incondicional apoyo al Estado de Israel en su guerra contra el terror de Hamás.

 

Venimos aquí para denunciar que la Franja de Gaza está secuestrada por un grupo fundamentalista islámico que tiene como objetivo destruir a Israel y a todos los judíos dondequiera que se encuentren. Queremos desmentir a quienes disfrazan el terror del Hamás con la causa palestina.

 

Israel no ocupa ni un centímetro de Gaza. Evacuó todos los asentamientos judíos en el año 2005 como una muestra de buena voluntad que aportara un paso positivo en el proceso de paz.

 

Sin embargo Hamás dio un golpe de Estado en 2007, se apoderó de Gaza y desde ese entonces no ha desarrollado educación, ni salud, ni justicia, ni respeto a los derechos humanos para su pueblo. Los millonarios recursos de donantes de todo el mundo son desviados en túneles, arsenales y armamento que utilizan para intentar infiltrarse a territorio israelí y cometer atentados terroristas y para disparar ininterrumpidamente morteros y proyectiles a los poblados israelíes.

 

Cuando suena la sirena en Israel, millones de hombres, mujeres, ancianos, niños, tienen menos de 60 segundos para correr a un refugio y salvar sus vidas. En las poblaciones más cercanas, tienen solamente 15 segundos. Imaginen: ¡15 segundos para salvar sus vidas!

 

En los últimos años han sido disparados 15.000 misiles sobre Israel, de los cuales 2.000 han sido lanzados en las últimas 2 semanas. Y en esta oportunidad, el alcance de los mismos cubre todo el territorio israelí, poniendo a sus más de 8 millones de habitantes bajo un terror permanente.

 

Israel no está atacando, Israel se está defendiendo. Su objetivo es detener la lluvia de misiles y para eso debe dañar la infraestructura terrorista y las lanzaderas de misiles. Y lo hace adoptando todas las medidas posibles para evitar víctimas civiles. Lamentamos profundamente esta tragedia humanitaria, nos afectan mucho todas y cada una de las víctimas tanto israelíes como palestinas.

Pero debemos enfatizar que la responsabilidad de esta guerra y de las víctimas que lloramos, recae sobre quien hizo todo para provocarla. Israel usa sus armas para proteger a los civiles, mientras que el Hamás usa a los civiles para proteger a sus armas.

 

Hamás no solamente ataca, amenaza y aterroriza a millones de civiles israelíes inocentes, sino que utiliza como escudos humanos a sus propios civiles para defenderse. Los obliga a quedarse en sus casas, escuelas, mezquitas y hospitales, donde esconde sus misiles y desde donde los lanza hacia Israel.

En los últimos días Israel aceptó la propuesta de cese al fuego que hicieron Egipto, Naciones Unidas y la Cruz Roja, ninguna de las cuales fue respetada por el Hamás. Ayer Hamás se rehusó a extender por 4 horas más, el cese al fuego humanitario establecido por 12 horas y prosiguió sus ataques. Cuando Hamás secuestró a 3 adolescentes judíos, mientras durante semanas bombardeaba ciudades israelíes, la prensa internacional, los gobiernos, los organismos internacionales callaron.

 

Cuando Israel decide ejercer su derecho a defenderse y enfrentar una situación insostenible, inmediatamente comienzan las condenas internacionales y surge el concepto que sólo es aplicable cuando los judíos se defienden: el de la “proporcionalidad”.

Si no hay más víctimas israelíes es debido a que Israel se ve forzado a invertir cuantiosas sumas de dinero en defensa, en la “cúpula de hierro” que intercepta a los misiles y en el sistema nacional de alarmas y refugios. El secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon expresó, hace pocos días: "Ningún país aceptaría que lluevan misiles sobre sus civiles, tienen la obligación internacional de protegerlos" y prosiguió: "Condenamos fuertemente el ataque de misiles y estos deben parar inmediatamente. Condenamos el uso de sitios civiles, colegios y hospitales con propósitos militares". Agregó que "comparte totalmente" la preocupación legítima de Israel y su derecho de defenderse.

 

Nosotros estamos aquí, todos juntos, para reafirmar nuestro apoyo irrestricto al derecho de Israel a defenderse.

Para regresar a la mesa de negociaciones, para lograr el objetivo de dos Estados para dos pueblos que convivan uno al lado del otro en PAZ, que es la única solución viable, el pueblo palestino debe liberarse de las garras del Hamás.

 

Israel siempre mantuvo una mano extendida de paz y buena vecindad.

Lamentablemente, en la otra, ha debido empuñar la espada para defenderse y preservar su existencia. El pueblo judío, fiel a sus ideales, no renunciará nunca a la paz.

 

Continuará perseverantemente intentando construir su sueño: un futuro de paz, por nuestros hijos, ¡por la vida!

 

¡Am Israel Jai!